Como proteger contenido publicado en WordPress

En Tutoriales y Guías, Webmasters por

Seguro que más de uno se ha enfrentado a problemas de robo de contenido por parte de otras webs, lo cual puede llegar a ser molesto. Este inconveniente generalmente lleva a los webmaster a tomar soluciones desesperadas para tratar de proteger el contenido publicado en WordPress.

proteger contenido wordpress

Algunas veces, también se puede ver como las páginas que copian nuestros contenidos sin permiso no sólo no acreditan el trabajo del autor original, sino que además obtienen mejores posiciones en los buscadores. En este artículo vamos a hablar a fondo de esta cuestión del contenido robado, que no tiene fácil solución, pero lo más grave es que muchas veces lleva a los webmasters noveles a cometer errores debido a su desesperación.

Como proteger contenido publicado en WordPress

Voy a ser muy claro, una vez que publicas tu contenido online y está disponible en internet es imposible evitar que te lo roben o copien. No hay ningún plugin milagroso que proteja tus contenidos frente al robo o copia desautorizada.

Es cierto que existen varios plugins cuyo cometido es proteger tus contenidos, pero la realidad es que sus daños son mayores a los beneficios que nos prestan.

Si nos enfrentamos a un caso de robo de contenido, nuestra primera acción debe ser reportar la web que nos está copiando a través del formulario que Google ha habilitado para ello en este enlace.

Debéis tener en cuenta que Google no tomará acciones de inmediato, por lo que una vez reportada la web puede llevar un tiempo el ver los resultados. Lamentablemente esto es lo poco que podemos hacer para protegernos y aun así, no tenemos garantías de que Google tome medidas a corto plazo para ayudarnos.

A pesar de todo esto, debemos tener paciencia y esperar a que la web que roba/copia nuestros contenidos sea penalizada, nunca debemos recurrir a medidas desesperadas o plugins milagrosos que prometen proteger nuestro contenido.

En el directorio de plugins WordPress, existen diferentes plugins para proteger nuestros contenidos y cuyas funcionalidades son las siguientes:

  • Deshabilitar el click del botón derecho.
  • Deshabilita la posibilidad de seleccionar texto y copiarlo al portapapeles.
  • Deshabilita la funcionalidad de arrastrar y soltar (drag and drop).
  • Deshabilita los atajos de teclado (por ejemplo CTRL+C para copiar).
  • Modifican automáticamente los enlaces de las imágenes para que no puedan ser copiadas.
  • Verificación de JavaScript (muestra una advertencia si JavaScript está deshabilitado).

Como podéis ver, no son pocas las opciones de protección que nos brinda este tipo de plugins, pero… ¿son realmente efectivas? ¡NO!

En el momento de escribir el artículo me vienen a la cabeza varias formas de evitar esas protecciones, por ejemplo:

  • Emplear algún tipo de sniffer de red (WireShark, Fiddler, etc).
  • Herramientas de terminal Linux tan básicas como Wget o cURL no se ven limitadas por estos plugins.
  • Aún deshabilitado el botón derecho del ratón y los atajos de teclado, se pueden abrir extensiones como FireBug o la consola de desarrolladores que incorporan la mayoría de navegadores.

Seguro que hay muchas más formas de saltarse la protección de estos plugins, pero estas son suficientes para demostrar que son totalmente inútiles y sólo dañan a nuestra web limitando la accesibilidad e incluso dificultando las tareas de soporte por parte de tu sysadmin.

En definitiva, no hay que usar estos plugins de protección de contenidos ya que lamentablemente no sirven de nada. Si quieres proteger tus fotos el añadir una marca de agua es quizás lo más recomendable, pero hasta ahí podemos llegar.

Este artículo no tiene comentarios, se el primero en dejar uno.

Deja un comentario: