Diferencias entre un proxy y un VPN

En Tutoriales y Guías por

Vivimos en una era en la que mantener nuestra privacidad es casi primordial para muchos usuarios. En la red abundan infinidad de artículos informativos hablando de VPN y servidores proxy, pero pocos nos aclaran sus diferencias. Para poner solución a esto, planteamos este artículo donde abordaremos las diferencias entre un proxy y un VPN, además de analizar las ventajas e inconvenientes de cada uno.

Diferencias entre un proxy y un VPN

Es una buena oportunidad para revisar a fondo estas dos tecnologías que aun pareciendo lo mismo, son totalmente diferentes. Lo cierto es que hace poco un amigo me planteaba la cuestión de que era mejor, usar un VPN o un proxy. Lo cierto es que no podemos decir que un proxy es mejor que un VPN, ni al revés, sino que cada uno tiene su uso.

Principales diferencias entre un proxy y un VPN.

Sobre los servidores proxy ya hablamos hace algún tiempo en varios artículos. El artículo en el que explicamos que es un proxy socks nos puede servir de introducción. Aun así, podemos definir un proxy como un intermediario entre nosotros y el destinatario. Esto aplicado a una petición web del navegador, sería como una operación en cuatro fases:

  • Hacemos la petición de una web desde nuestro equipo al proxy.
  • El proxy realiza la petición de la web al servidor remoto.
  • El servidor remoto envía la una respuesta al proxy con los datos de la web.
  • El proxy nos reenvía los datos que le envió el servidor remoto.

proxy o vpn

Si prestamos atención a las cuatro fases anteriormente descritas, vemos que el proxy está en un punto medio entre nuestro equipo y el servidor remoto, actuando como un intermediario en todo momento. Cuando hablamos de un VPN, tendríamos las mismas fases, porque el VPN es otro intermediario. La diferencia fundamental está en que el VPN encripta los datos de las peticiones.

Diferencias entre proxy y VPN y cuáles son las ventajas e inconvenientes de cada uno.

Tanto un proxy como un VPN tienen en común que cambian nuestra IP, esto nos garantiza el anonimato mientras navegamos. Cuando además de la privacidad nos fijamos en la seguridad, los servidores VPN son una mejor opción porque encriptan todo el tráfico de datos. Da igual que uses un proxy SOKS5 o HTTP, los proxy se consideran menos seguros que los VPN.

proxy o vpn

Otra de las diferencias fundamentales, es que mientras los proxy se configuran a nivel aplicación o sistema operativo, los VPN se pueden configurar en el propio router, es decir a nivel de conexión. Esto también afecta a las peticiones DNS, ya que si usamos un VPN estas serán encriptadas, mientras que si usamos un servidor proxy no.

Cuando nos fijamos en la velocidad de las transferencias, es cuando los proxy salen como claros vencedores. Los proxy al no encriptar los datos ofrecen mejores tasas de velocidad y tiempos de respuesta.

Ventajas de un VPN:

  • Encriptan los datos de nuestras conexiones, por lo que mejoran la seguridad.
  • Ocultan nuestra IP, impiden que nos geolocalicen, etc.

Ventajas de un proxy:

  • Permiten ocultar nuestra IP, por lo que tampoco podrán ubicarnos geográficamente. No todos los proxy ocultan nuestra IP, los llamados proxy transparentes la muestran.
  • Tasas altas de velocidad en las transferencias de datos.

Cuando usar un VPN o un proxy.

Navegar y acceder a webs.

Navegar por la red es el uso más habitual de la conexión a internet doméstica, siendo el uso de un VPN es lo más recomendable. Si el objetivo es únicamente saltarse un bloqueo regional, un proxy SOCKS5 también es totalmente válido.

Aun así, los proxy SOCKS tienen la ventaja de que son fácilmente configurables en el navegador (FireFox incluye soporte nativo para proxy SOCKS), por lo que son muy cómodos de usar. De hecho existen extensiones que nos permiten definir a que páginas acceder con proxy y a cuáles no.

Descargas P2P y contenidos en streaming.

Para conservar el anonimato en programas de descargas P2P, por ejemplo al descargar torrents, el uso de un proxy SOCKS5 es lo más habitual. Esto nos permitirá ocultar nuestra IP y mantener velocidades de descarga decentes gracias a la velocidad que ofrece este tipo de proxy. Los clientes torrent más conocidos incluyen soporte para configurar un proxy.

Lo mismo es aplicable si queremos ver contenidos en streaming, por ejemplo cuando queremos acceder a la versión americana de NetFlix. En este caso usando un proxy SOCKS conseguiremos buenas tasas de transferencia.

Seguridad en redes corporativas.

Cuando se requiere el acceso a redes corporativas, la mejor opción es usar un VPN ya que garantiza la seguridad encriptando la conexión. En esta situación no hay lugar a dudas, usar un VPN sí o sí.

Juegos online.

Para jugar online no es recomendable ni el uso de un VPN ni el de un proxy, ya que ambos aumentarán el ping de la conexión y la experiencia de juego puede ser nefasta. Si por motivos de restricciones geográficas no queda más remedio que usar un proxy o un VPN, un proxy suele dar mejores tiempos de respuesta.

El inconveniente es que la configuración proxy para se use sólo en el juego suele ser algo imposible, de ahí que un VPN sea más fácil de configurar. Tendrás que sopesar si el ping afecta a la experiencia de juego o no. Por ejemplo, jugar a Herthstone con un ping alto es viable, pero no lo es cuando jugamos al League of Legends.

Cache de webs.

Es una de las aplicaciones de los servidores proxy, son capaces de actuar como un cache de páginas web y así acelerar la navegación o saltar restricciones geográficas. Cuando hablamos de cache de webs, un servidor proxy es la mejor opción. Uno de los servidores proxy más usados para este propósito es el famoso software gratuito Squid.

Conclusiones finales.

Si la idea de usar un proxy o un VPN tiene detrás la intención de ocultar la IP para realizar alguna acción fraudulenta, debes saber que nada te asegura el anonimato total. Ni siquiera la conocida red Tor te serviría.

Si estás planeando contratar un servicio de VPN o proxy y todavía no sabes cual elegir, lo mejor es que leas con atención el artículo y analices que uso le vas a dar. Por lo general, la contratación de un VPN suele tener la mejor relación calidad precio debido a la gran competencia existente. Incluso podrás encontrar algún VPN gratuito, pero la velocidad y disponibilidad del servicio siempre será cuestionable.

Recuerda que la mayoría de artículos de este tipo que encontrarás en la red están elaborados con el fin de patrocinar algún servicio de pago, así que no te fíes de todo lo que leas y saca tus propias conclusiones. Si eres mañoso con Linux y te manejas bien con este sistema operativo, la mejor opción es contratar un servidor VPS barato. Después, podrás configurar en el servidor tu propio proxy, VPN, cliente torrent o lo que necesites.

Este artículo no tiene comentarios, se el primero en dejar uno.

Deja un comentario: