PyCharm, quizás el mejor IDE para programar en Python

En Software por

Cuando hablamos de programación en Python nos encontramos con que este lenguaje es soportado por multitud de editores e IDE, tanto gratuitos, como de pago. Hoy quería hacer una mención especial a PyCharm, ya que me ha parecido un IDE excepcional para programar en Python, quizás el mejor que he encontrado hasta la fecha.

PyCharm, quizás el mejor IDE para programar en Python

Es cierto que PyCharm es un IDE con una versión de pago, pero tenemos la versión gratuita, también conocida como “Pycharm Community Edition” que cubre perfectamente las necesidades para desarrollar nuestros proyectos. Más adelante haremos un repaso a la versión de PyCharm gratuita y la de pago para ver sus diferencias.

Es sabido que cualquier editor de texto moderno con la ayuda de plugins, puede llegar a ser un entorno de desarrollo muy completo y perfectamente válido. Dentro de estos editores podemos incluir Sublime Text, Visual Studio Code, Atom y los veteranos Vim y Emacs.

No sabría decirte qué solución es mejor, ya que al final todo se resume en una cuestión de gustos personales y hábitos en el flujo de trabajo durante el desarrollo. Lo que me gusta de PyCharm, es que todo viene incluido en un mismo paquete y una vez realizado el proceso de configuración inicial, estamos listos para empezar a programar.

Descargar la versión gratuita de PyCharm e instalar el programa.

En primer lugar, tendremos que dirigirnos a la página oficial del proyecto en la URL https://www.jetbrains.com/pycharm/, donde nos encontraremos con el botón de descarga de PyCharm. Sólo tenemos que elegir nuestro sistema operativo y a descargar.

En el caso de Windows, con la edición gratuita se descarga un instalador con extensión .exe, su tamaño es cercano a los 200MB. Una vez instalado, el programa ocupa cerca de 600MB. Además, una vez ejecutado el programa (sin cargar ningún proyecto), hace uso de una cantidad de RAM considerable (en mi caso cerca de los 600MB).

Viendo los datos anteriores, ya nos damos cuenta de que no es un IDE liviano y rápidamente lo comparamos con los editores de texto que necesitan menos recursos. Pero no nos olvidemos que PyCharm es un entorno de desarrollo completo, no un simple editor de texto.

Iniciando por primera vez PyCharm.

Durante el primer arranque de PyCharm, el programa nos guiará a través de un asistente en la configuración básica del IDE. Todas estas opciones también podremos configurarlas más adelante, si así lo deseamos.

PyCharm interfaz

En primer lugar, nos deja elegir entre una interfaz de usuario con un tema claro (IntelliJ) y un tema oscuro (Dracula). Personalmente me gustan los temas oscuros ya que me cansan menos la vista.

Este asistente también nos da la opción de instalar algunos plugins que se usan habitualmente: IdeaVim (emula al editor Vim), Markdown (soporte para sintaxis markdown), Bash support (soporte para código bash), R language support (soporte para código R).

Diferencias entre la edición gratuita de PyCharm (community edition) y la edición profesional de pago (profesional edition).

Las diferencias entre la versión gratuita y la de pago están resumidas en la página oficial, pero para los que no dominen el inglés, vamos a darles un repaso.

La versión de pago incluye las siguientes funcionalidades que no están disponibles en la versión gratuita:

  • Soporte para control de versiones.
  • Herramientas científicas.
  • Herramientas de desarrollo web.
  • Soporte para frameworks de desarrollo web (Django, Flask, Pyramid, web2py, etc).
  • Soporte para analizador de código (Python profiler).
  • Integración para el desarrollo con bases de datos.
  • Soporte para el desarrollo remoto.

Características destacadas de PyCharm y que lo convierten en un gran IDE de Python o quizás en el mejor.

Vemos que en la versión gratuita conservamos funcionalidades básicas y no tan básicas. De hecho, disponemos de un depurador de código que resulta muy útil para examinar el código y depurarlo sin salir del IDE. Podemos añadir “break points” e ir inspeccionando el código paso a paso para detectar posibles bugs.

Otra de las características que más me gusta es el inspector de código en tiempo real, que nos advierte de posibles errores en la sintaxis y además nos da sugerencias para solucionar dichos errores. No podía faltar el plegado de código, algo que personalmente me encanta porque me permite evitar distracciones y resulta más cómodo navegar por códigos extensos.

El sistema de autocompletado le da cierta “inteligencia” al IDE y nos permite desarrollar de forma sólida y segura. Este IDE nos ofrece muchísimas más funcionalidades, avanzadas y básicas, que irás descubriendo con el uso.

No me gusta escribir sobre programas de pago, pero como PyCharm ofrece una versión gratuita, que además es de código abierto y dado su potencial, me han llevado a dedicarle este artículo.

Este artículo no tiene comentarios, se el primero en dejar uno.

Deja un comentario: