Instalar entorno LAMP stack o personalizado en Ubuntu

En Tutoriales y Guías por

Este será el primer artículo de una serie de tutoriales que tendrá como objetivo instalar y configurar un servidor web. Una de las primeras elecciones que debemos hacer antes de instalar el software de nuestro servidor web, es si vamos a realizar una instalación LAMP stack o si vamos a recurrir a una instalación personalizada.

Instalar entorno LAMP stack o personalizado en Ubuntu

Antes de seguir avanzando creo que es inevitable aclarar el significado de LAMP para aquellos que estén algo perdidos. LAMP hace referencia a un entorno con el software Linux, Apache, MySQL y PHP (a veces también se incluye otros lenguajes de scripting como Perl o Python).

¿Instalar entorno LAMP stack o personalizado?

La primera decisión que debemos tomar es si vamos a crear una instalación stack o personalizada. Como muchos os estaréis preguntando qué diferencias hay entre una instalación stack y una personalizada, vamos a señalar las diferencias con sus ventajas e inconvenientes:

  • Instalación stack: consiste en instalar los paquetes de software existentes en los repositorios oficiales de Ubuntu. Con esta opción tenemos garantizadas las actualizaciones a largo plazo y la seguridad de que los paquetes serán testados en profundidad antes de estar disponibles al público. En principio, el único inconveniente es que estos paquetes siguen las políticas de actualización de Ubuntu y llevan un ritmo de actualización más lento, es decir, no tendremos las últimas versiones del software hasta pasado algún tiempo.
  • Instalación personalizada: consiste en recurrir a un repositorio no oficial para instalar el software. Esta opción tiene el inconveniente de que estos repositorios suelen pasar menos pruebas antes de estar disponibles al público. Como consecuencia directa de lo anterior, el ritmo de actualización será más rápido, por lo que en estos repositorios tenemos disponibles las versiones más recientes del software. Una desventaja es que estos repositorios los mantienen grupos muy reducidos de personas, lo que no nos da garantías de mantenimiento a largo plazo.

Dentro de las instalaciones personalizadas, quizás debería incluir la opción de compilar nosotros mismos el código fuente del software, pero en mi opinión este es un proceso lento y más complejo que terminará por complicarnos las tareas de mantenimiento a largo plazo, por ello siempre recomiendo a recurrir a repositorios. Es cierto que compilar desde el código fuente nos permite una mayor personalización y flexibilidad, pero son contados los casos en los que necesitaremos recurrir a esta opción.

Como el objetivo de este artículo es reflexionar sobre que opción es mejor para nuestro servidor, diré que elegiremos una combinación de ambas opciones, es decir, para algunos paquetes de software utilizaremos los repositorios oficiales de Ubuntu y para otros utilizaremos los repositorios personalizados.

A modo de ejemplo, cuando instalemos MariaDB recurriremos a los repositorios oficiales de MariaDB, ya que podremos encontrar repositorios destinados a Ubuntu. Esto no sucede con Apache, ya que no hay repositorios oficiales de Apache para Ubuntu, por lo que hay que recurrir a un repositorio no oficial o a una instalación stack.

Hasta aquí por el momento, en el próximo tutorial aprenderemos a instalar y configurar Apache.

Este artículo no tiene comentarios, se el primero en dejar uno.

Deja un comentario: