¿Qué es el formato FLAC?

En Tutoriales y Guías por

El formato FLAC es un formato de archivos de audio cuyo nombre son las siglas en inglés de Free Lossless Audio Codec y ha sido desarrollado por la fundación Xiph.org. Este formato de audio comprime los archivos para disminuir su tamaño sin perder calidad. Un punto importante del formato FLAC es que es gratuito, de código abierto y con una licencia libre de regalías.

Qué es el formato FLAC de audio

Todas las características señaladas anteriormente son las que han hecho de FLAC un formato muy extendido que se ha ganado un hueco en el mercado y hoy en día nos encontramos con multitud de reproductores portátiles o reproductores multimedia que soportan este formato.

Al mismo tiempo, encontramos cada vez más archivos con extensión FLAC en webs de intercambio de archivos P2P, comunidades e incluso hay artistas que optan por comercializar su música en este formato.

Con bastante frecuencia nos encontramos con un formato de archivo nuevo o una extensión de archivo que desconocíamos, esto nos obliga a mantener nuestros conocimientos actualizados y es lo que pretendemos en este artículo donde explicaremos que es el formato FLAC y sus características.

¿Qué es el formato FLAC?

Podemos definir de forma sencilla el formato FLAC como un formato de audio sin perdidas que nos permite comprimir nuestra música. Para entender completamente esta definición debemos entender algunos conceptos como el bitrate, compresión con pérdidas y sin pérdidas, conceptos que vamos a explicar a continuación.

¿Qué es el bitrate?

Cuando hablamos de bitrate nos referimos a la cantidad de bits que se procesan en una unidad de tiempo, en los formatos de audio se emplea generalmente los Kilobits por segundo (Kbps). Cuanto mayor sea la tasas de bits por segundo, más espacio necesitara el archivo para ser almacenado, pero tiene la ventaja de que conservará mejor calidad con lo que conseguiremos un resultado más fiel al original.

El bitrate es un aspecto muy importante en el formato de audio MP3, ya que de este depende la calidad final de la música. Con bitrates por encima 192 Kbps se suele conseguir una calidad de audio realmente buena y más que suficiente para almacenar nuestra música en dispositivos portátiles. El inconveniente del formato MP3 es que es un formato de compresión con pérdidas aunque empleemos bitrates elevados, por lo que nunca conseguiremos el sonido original y es aquí donde entra la importancia de FLAC.

¿Diferencias entre FLAC y MP3, qué formato es mejor?

Antes de responder a la pregunta anterior debemos explicar en qué consiste la compresión con pérdidas y sin pérdidas. Al emplear formatos de compresión de audio como el MP3 se produce una pérdida de calidad, es lo que se denomina un formato lossy. En el lado opuesto tenemos los formatos sin perdidas, que se denominan como formatos loseless y es aquí donde encajamos el formato FLAC.

Teniendo claro los conceptos anteriores, no podemos decir que un formato sea mejor que el otro, sino que dependerá de lo que estemos buscando y debemos elegir un formato u otro dependiendo de nuestras necesidades.

¿Cuándo usar el formato FLAC y cuando usar el formato MP3?

FLAC es un formato que no está enfocado a la portabilidad, sino a la conservación de la música. Esto se debe a que mantiene el audio original y su tamaño es mayor que el de un MP3. Si tu intención es almacenar y conservar tus álbumes de música en formato digital, el formato FLAC es la mejor opción.

Los archivos MP3 ofrecen una calidad suficiente para reproducir música en dispositivos portátiles, al mismo tiempo que mantienen un tamaño de archivo reducido, estas características lo convierte en un formato perfecto para llevarnos nuestras canciones favoritas a la playa o al gimnasio y escucharlas desde un smartphone o reproductor portátil.

Algo a tener en cuenta, es que no debemos convertir de MP3 a otro formato con pérdidas (ACC, OGG, WMA, etc…) ya que en cada conversión se irá mermando más y más la calidad. En cambio, si disponemos de los archivos FLAC, será como disponer de una copia original del audio, por lo que podemos convertir de FLAC a MP3 u otro formato manteniendo una alta calidad.

También es cierto que para percibir la diferencia de calidad entre un archivo MP3 de alta calidad (320 Kbps) y un archivo FLAC, se necesita un oído prodigioso o recurrir a herramientas informáticas. Podríamos decir que la mayoría de oídos humanos no serán capaces de encontrar diferencias de calidad.

¿Características del formato FLAC?

Además de todas las características ya expuestas, este formato nos ofrece:

  • Soporte para agregar las portadas de los álbumes.
  • Soporte para agregar metadatos (nombre del álbum, artista, género, ect).
  • Es un formato con un gran soporte de la comunidad y que podemos reproducir en casi cualquier sistema operativo o dispositivo hardware, incluidos reproductores portátiles, Raspberry Pi (Kodi), reproductores multimedia, etc.
  • Es un formato multiplataforma y encontramos herramientas libres y gratuitas que nos permiten convertir nuestra música a FLAC e incluso convertir de FLAC a MP3 u otros formatos.
  • Los archivos FLAC suelen tener la extensión .FLAC, aunque nos los podemos encontrar con la extensión .FLA.

Si bien existen alternativas a FLAC con características similares como pueden ser Monkey’s Audio (extensión .APE) o WavPack (extensión .WV), si somos realistas, FLAC es el más extendido.

Hasta aquí este artículo donde espero haber conseguido el objetivo de explicar qué es el formato FLAC y que os haya sido de ayuda.

Este artículo no tiene comentarios, se el primero en dejar uno.

Deja un comentario: