Knoppix, distribución LIVE para recuperar sistemas operativos

En Software por

Si en algún momento de tu vida has probado Linux, seguramente recordarás la distribución Knoppix, que destacó y destaca por su funcionamiento en modo LIVE (sin necesidad de instalación en disco duro). Esta distribución fue la responsable de establecer el primer contacto de muchos usuarios con el universo Linux. Esto se debió fundamentalmente a que era una distro muy recomendada para recuperar sistemas operativos corruptos, tanto Linux como Windows.

knoppix linux

Coincidiendo con el lanzamiento de la versión Knoppix 8.2 para este 2018, aprovechamos la ocasión para presentar nuevamente esta distribución. Está basada en Debian y con esta nueva versión se actualizan infinidad de paquetes y herramientas, al mismo tiempo que se mejora el excelente sistema de detección automático de hardware. Recuerdo que hace algunos años pocos eran los usuarios que no guardaban un CD o USB con Knoppix para usarlo en caso de emergencia.

Todo el poder de Linux en tu CD, DVD o USB con Knoppix.

Cuando usamos Knoppix, generalmente se hace en modo LIVE, ya que es está diseñada para este propósito y es como le sacaremos el mayor partido. Su ventaja fundamental reside en la gran cantidad de hardware con la que es compatible, algo que permite tener un sistema operativo totalmente funcional sin necesidad de instalar drivers o software adicional.

Los que no habéis probado nunca Linux, recomiendo que le deis una oportunidad a Knoppix y lo probéis en modo LIVE, no tenéis nada que perder y seguramente os sea de ayuda en algún momento crítico. En lo personal, esta distribución sigue siendo mi primera opción cuando necesito recuperar un PC cuyo sistema operativo no arranca.

Características de Knoppix.

Como ya dijimos antes, Knoppix está basado en Debian y usa como entorno de escritorio por defecto LXDE. Podemos iniciarlo con otros entornos de escritorio e incluso han aparecido diferentes distribuciones derivadas con otros entornos gráficos, por ejemplo Gnoppix (variante con entorno gráfico Gnome).

De Knoppix también han derivado otras distribuciones muy conocidas como Backtrack, una distribución orientada al hacking y auditorías de seguridad. Otra distribución derivada de Knoppix muy famosa es Damn Small Linux (DSL), conocida por ocupar un tamaño muy reducido (menos de 80MB) y poder ejecutarse en sistemas muy antiguos.

Descargar la última versión de Knoppix.

Está disponible de manera oficial en los idiomas inglés y alemán, aunque algunos paquetes y herramientas es bastante sencillo ponerlos en español. Para descargar la versión más reciente de Knoppix, la mejor opción es hacerlo desde alguno de los mirrors oficiales.

Software y herramientas que incluye esta gran distribución.

Nuestras necesidades de ofimática quedarán cubiertas por la suite LibreOffice, con la que manejaremos documentos de texto, presentaciones, hojas de cálculo, etc. Además tendremos de forma adicional el procesador de texto AbiWord. Por si tenemos que gestionar algún tipo de finanzas, también dispondremos el programa GNUCash.

En cuanto a edición y retoque fotográfico, disponemos de programas tan conocidos como Gimp o Inkscape. Incluso dispondremos de programas de modelado en 3D como Blender.

Para la edición de video disponemos del programa todoterreno OpenShot, que se complementará a la perfección con Audacity para la edición de audio. Para la reproducción de archivos multimedia, han elegido el archiconocido reproductor todoterreno VLC.

Incluye muchas más herramientas y software (navegadores, editores de texto, emuladores, herramientas de mensajería, etc). Una herramienta que es de especial utilidad para recuperar sistemas es Gparted, que permite editar particiones de disco duros.

Conclusión.

Está claro que Knoppix no es una de las grandes distribuciones usadas a nivel escritorio o servidor en la actualidad, pero sigue teniendo su hueco entre nosotros para recuperar archivos o sistemas dañados.

Este artículo no tiene comentarios, se el primero en dejar uno.

Deja un comentario: