Guía para migrar sitios web de Google

En Tutoriales y Guías, Webmasters por

Hace pocos días se anunció la introducción de una guía para migrar sitios web de Google para aconsejar a los webmasters como realizar migraciones de webs de forma correcta y que al mismo tiempo, no tenga un impacto negativo sobre el SEO de su web.

Guía para migrar sitios web de Google

Antes de nada aclarar que en la guía se recoge tanto una migración en la que hay cambio de dominio como en la que no. La guía abarca los siguientes tipos de migraciones:

  • Sin cambio de URL: sólo se cambia el alojamiento manteniéndose la estructura de enlaces internos intacta.
  • Con cambio de URL: en este apartado se recogen los casos de cambio de dominio, cambio de estructura de enlaces internos e incluso el cambio de protocolo http a https.

En esta guía para migrar páginas web hay que reconocer que Google ha hecho un gran trabajo, ya que está bastante detallada y explicada de forma sencilla por lo que cualquiera debería poder seguirla. Además, la guía está disponible en español, por lo que se nos facilita todavía más su comprensión. Accedemos a la guía desde el enlace: http://goo.gl/bwrEXR

A pesar de esto, la guía no detalla ciertos aspectos que considero importantes a la hora de relizar una migración y que comentaré a continuación para completar la guía de migración de webs de Google.

La propia guía nos da dos consejos muy buenos para empezar, que son:

  • Elegir un periodo de tráfico bajo para realizar la migración así menos usuarios se verán afectados. Por ejemplo si tienes una web enfocada a público de España, lo más adecuado es realizar la migración de madrugada, mientras apenas habrá visitas.
  • Dividir la migración en pasos pequeños. Esto es fundamental y ya nos advierten que si vamos a cambiar de dominio y proveedor de alojamiento, lo más adecuado es ir haciendo cambios paulatinamente, es decir, primero cambio de servidor la web y si todo funciona correctamente procedo al cambio de dominio. Haciéndolo de este modo, en caso de que surjan problemas nos será más fácil conocer la causa de los mismos, ya que sabremos a ciencia cierta si son originados por el nuevo alojamiento o si son originados por el cambio de dominio.

Esquema que empleo a la hora de migrar sitios web

Verificar los requisitos del servidor.

En este primer paso lo que hago es analizar qué requisitos a nivel servidor tiene la página web que quiero migrar. Es algo muy importante, ya que cada script (WordPress, Vbulletin, etc…) tiene sus propios requisitos en cuanto a versión de PHP, MySQL, etc. Así que lo primero será verificar que en el servidor nuevo se cumplen esos requisitos. En el caso de WordPress no suele haber muchos inconvenientes en este paso, a menos que usemos algún plugin de cache como W3 Total Cache o similar, ya que estos plugins tienen requisitos adicionales para su correcto funcionamiento.

Para conocer las características de nuestro servidor, la forma más fácil es crear un archivo php con la función phpinfo(), por ejemplo creamos el archivo info.php con la siguiente línea de código:

<?php phpinfo(); ?>

Accedemos a info.php desde nuestro navegador y se nos mostrará mucha información, pero lo más importante será: versión de PHP, versión de Apache, versión MySQL, etc…

Revisión de las DNS.

Una vez que confirmamos que el nuevo servidor cumple todos los requisitos tenemos que revisar la información del nuevo proveedor de hosting para verificar que nos haya suministrado las DNS. De no ser así, tendremos que contactar con el soporte para que nos las faciliten. Ojo, el cambio de DNS yo lo dejo para el final, en este paso sólo compruebo que las tengo pero todavía no las uso.

Migrar archivos y base de datos.

Un paso fundamental y que hay que realizar con cuidado. A la hora de mover los archivos o la base de datos, es preferible hacerlo siempre en archivos comprimidos (tar, zip, etc) ya que nos dan una verificación adicional de integridad de los archivos. Por ejemplo, si el archivo se ha dañado durante la migración a la hora de descomprimirlo se nos mostrará un error y no nos dejará descomprimir. Por otro lado, es menos costoso cuando se trata de mover muchos archivos, imaginate subir por FTP 2000 archivos, puede ser interminable, mientras que subir un único archivo comprimido que contenga esos 2000 archivos y al mismo tiempo nos verifique que la integridad de esos 2000 archivos es correcta, hacen del archivo comprimido la mejor alternativa en migraciones de páginas web.

Para un mejor manejo de archivos, lo ideal es disponer de acceso SSH ya que nos permite mover, comprimir/descomprimir, cambiar permisos, etc… de forma muy sencilla, pero como la mayoría de proveedores de alojamiento compartido no suelen facilitar acceso SSH, que sepáis que desde el propio administrador de archivos de cPanel se nos permite comprimir/descomprimir archivos, mover carpetas o cambiar permisos.

Resumiendo mis preferencias son: en primer lugar SSH, sino uso el administrador de archivos cPanel y mi última opción es recurrir al FTP.

A la hora de restaurar bases de datos lo ideal vuelve a ser hacerlo a través de SSH, pero cuando no es posible la mejor opción es realizarlo a través phpMyAdmin. Si tu base de datos tiene un tamaño considerable, contacta primero con el soporte del nuevo alojamiento para ver si ellos te la pueden restaurar a través de SSH, ya que restaurar bases de datos muy grandes a través de phpMyAdmin o aplicaciones web similares, suele dar muchos problemas o sencillamente no se puede.

Configuración de las nuevas DNS.

Si todo lo anterior ha ido bien es el momento de configurar las nuevas DNS. Las DNS pueden tardar hasta 48 horas en propagarse, depende del tipo de dominio (por ejemplo un .es tarda más en propagarse que un .com).
Para monitorizar el estado de propagación de las DNS se pueden emplear webs como www.whatsmydns.net que nos indican el estado de nuestras DNS en diferentes países.

Comprobar propagación DNS

Comprobación de integridad del nuevo alojamiento

Este es el último paso y debe realizarse siempre, omitirlo es arriesgarse a perder posiciones en los buscadores o tener errores no deseados en nuestra página web.

Dentro de este punto hay que verificar:

  • Verificar que las redirecciones http funcionan correctamente (no es la primera vez que después de realizar una migración, las URLs amigables no funcionan porque mod_rewrite está desactivado).
  • Verificar si la compresión Gzip del servidor está activada y comprobar los tiempos TTL.
  • Verificar que todas las páginas de nuestra web funcionan correctamente y que no hay errores en la estructura de enlaces interna. Para este paso nos podemos ayudar de herramientas como Xenu’s Link Sleuth, configurándolo para que verifique únicamente las páginas internas de nuestra web.

Seguramente se me ha olvidado algún detalle, por lo que agradecería que informases en los comentarios y así podría completar esta guía de migración de páginas web. Espero que os haya servido de ayuda y para cualquier duda podéis dejar un comentario.

Si crees que el artículo puede servir de ayuda a los demás, puedes compartirlo en las redes sociales, seguro que más de un webmaster te estrá agradecido.

Este artículo no tiene comentarios, se el primero en dejar uno.

Deja un comentario: