Duck DNS, un DNS dinámico gratuito y la mejor alternativa a No-IP

En Desarrollo por

Cuando buscamos un gestor de DNS dinámico gratuito, uno de los servicios más recomendados es No-IP, pero hoy os presentamos una nueva alternativa gratuita y de gran calidad. Se trata de Duck DNS, un servicio gratuito capaz de gestionar nuestra IP dinámica para convertirla en un dominio estático fácil de recordar.

Duck DNS, un DNS dinámico gratuito y la mejor alternativa a No-IP

Duck DNS ya lleva un tiempo entre nosotros y está comenzando a ser uno de los servicios DDNS más recomendados en internet. Sabemos que existen servicios de pago, pero Duck DNS cubre perfectamente las necesidades de un usuario doméstico.

¿Qué es un DNS dinámico o DDNS?

Cuando hablamos de DDNS, nos referimos a una extensión del DNS que permite la asignación de una IP dinámica a un nombre de dominio específico. Esto es de gran utilidad cuando nuestro proveedor de internet nos asigna direcciones IP de forma dinámica, es decir, que cambian cada cierto tiempo.

El cambio de IP suele suceder cuando reiniciamos el router o cuando pasa un tiempo determinado. La mayoría de proveedores de internet que llegan a nuestros hogares, asignan este tipo IP a sus clientes. Algunos proveedores ofrecen IP estática, que no cambia, pero suele tener un coste adicional.

ducks dns esquema ddns

Como nuestra IP pública puede cambiar, esto causa una serie de problemas a la hora de crear servidores, ya que para acceder a ellos necesitaremos conocer la IP. Para solventar esta situación aparecieron los DDNS (Dynamic Domain Name System), de forma que un dominio específico puede apuntar a una IP dinámica.

Características de Duck DNS que lo convierten en uno de los mejores servicios gratuitos de DNS dinámico.

En primer lugar, decir que Duck DNS es totalmente gratuito, no debemos gastar ni un céntimo y el registro en su página se hace mediante cuentas de servicios de terceros (Facebook, Google+, Twitter, Reddit, etc).

Nos aseguran que respetan nuestra privacidad y que nuestros datos no se venden a empresas de terceros. Según informan en su propia web, sólo almacenan los datos necesarios para que podamos identificarnos en su servicio y configurarlo.

Los dominios que se usan en este servicio son del tipo nombre.duckdns.org, por ejemplo podría configurar vozidea.duckdns.org para un servidor FTP instalado en mi PC. Así, si quiero dar acceso a alguien al servidor FTP, no tendría que decirle mi IP pública cada vez que esta cambiase, bastaría con decirle que se conectase a ftp://vozidea.duckdns.org.

Funcionamiento y configuración de Duck DNS.

Una vez que accedemos al servicio, nos encontramos un panel bastante sencillo en el que podemos añadir o eliminar dominios con sus correspondientes IPs. Nuestra cuenta tiene un token asociado, que nos servirá para autentificarnos en las peticiones que hagamos a través de la API. Este token es privado y no debemos compartirlo con nadie.

duck dns configuración

Cuando nuestra IP pública cambia, necesitaremos actualizarla en nuestro servicio de DDNS, algo que en el servicio Duck DNS se consigue con diferentes programas y scripts gratuitos que podemos descargar en su sección de instalación.

Para conocer su API a fondo, es recomendable pasarse por su documentación oficial. La API funciona bajo el protocolo HTTP y HTTPS, aunque lo más recomendable es usar HTTPS para que el tráfico sea cifrado.

El servicio soporta IPv4 e IPv6, pero en el caso de que usemos IPv6 tendremos que especificar manualmente la IP, porque el servicio no es capaz de detectarla automáticamente. Como es obvio, la IP que detecta automáticamente Duck DNS, es aquella desde la que se hace la petición de actualización a la API.

Limitaciones del servicio de Duck DNS.

La única limitación del servicio, es que sólo nos permite gestionar cinco dominios por cada cuenta. Aunque siempre podemos crear una cuenta alternativa si necesitamos gestionar más dominios.

Conclusiones.

Personalmente me ha encantado este servicio, me permite configurar mis dispositivos como si tuviesen una IP estática a coste cero. Tiene muchísimas posibilidades, pero su mayor utilidad viene cuando configuramos servidores domésticos (web, ftp, torrent, etc), dispositivos IoT, cámaras IP, etc. Personalmente lo empleo con frecuencia para configurar servidores FTP con vsftpd o algún entorno de desarrollo web con Apache y nunca he tenido problemas.

A diferencia de otros servicios, este tiene la ventaja que su registro es muy rápido y además no nos mandan emails promocionales. En otros servicios, como el de No-IP eliminan nuestros dominios tras 30 días de inactividad, algo que no sucede en Duck DNS.

Este artículo no tiene comentarios, se el primero en dejar uno.

Deja un comentario: