Consejos para mantener la privacidad del navegador

En Tutoriales y Guías por

En nuestro día a día es prácticamente imposible no recurrir al navegador para visitar webs, portales de noticias o simplemente buscar algún tipo de información. El principal problema de uso de los navegadores es la perdida de privacidad en equipos compartidos o incluso se podrían ver comprometidos ciertos datos sensibles, por eso en este artículo os voy a mostrar una serie de consejos para mantener la privacidad del navegador en equipos compartidos.

Consejos para mantener la privacidad del navegador

Consejos para mantener la privacidad del navegador.

Una buena práctica cuando accedemos a internet a través de un navegador en un cibercafé u ordenador público, es emplear la opción de navegación privada en FireFox o ventana de incognito en el navegador Chrome.

Cuando empleamos esta opción, el navegador se encarga automáticamente de no guardar datos sensibles que permitan el rastreo de cualquier actividad, como pueden ser las cookies, archivos temporales o el historial.

Borrar cookies de páginas sensibles.

Hay que tener especial cuidado cuando accedemos a nuestro banco, a nuestra cuenta PayPal o cualquier otro servicio en el que intervengan tarjetas de crédito o dinero. Los datos para acceder a estas páginas son el objetivo principal de los hackers o usuarios malintencionados. Por este motivo nunca debemos permitir que un navegador recuerde nuestros datos de usuario y contraseña.

Borrar el historial de navegación.

Otro de los grandes riesgos es el historial de navegación, ya que a partir de este cualquier usuario puede averiguar que páginas visitamos y con qué frecuencia. Esto puede ser un problema en ordenadores de nuestro lugar de trabajo, ya que nuestro jefe puede averiguar que paginas visitamos durante nuestras horas laborables. Me he dado una vuelta por la web Borrar-historial.com y he aprendido como borrar el historial de varios navegadores (FireFox, Chrome, Safari, Internet Explorer, Edge, Opera, etc).

Borrar archivos temporales.

Por último tenemos los archivos temporales que almacena nuestro navegador de forma automática, para conformar lo que se conoce como cache del navegador y que nos permite cargar más rápido las páginas web en futuras visitas. Esto que en principio parece inofensivo puede suponer un problema, ya que explorando y analizando esos archivos temporales se pueden obtener datos sensibles (páginas visitadas, contraseñas, etc).

Existen herramientas capaces de limpiar estos archivos que pueden comprometer nuestra privacidad con tan solo un par de clicks, uno de los más conocidos es el software CCleaner. Ahora que conoces los peligros ya puedes defenderte y damos por finalizado los consejos de privacidad en navegadores.

Este artículo no tiene comentarios, se el primero en dejar uno.

Deja un comentario: