Análisis y trucos para Built for Speed

En Videojuegos por

Hoy he descubierto una pequeña joya de juego de carreras o de coches, se trata de Built for Speed. Este juego nos acerca toda la diversión de los juegos clásicos de carreras a los que solíamos jugar antaño. Tras jugar durante unas semanas he decidido publicar un pequeño análisis con trucos para Built for Speed.

Análisis y trucos para Built for Speed

Ya os anticipo que el que se espere gráficos realistas a máxima calidad, Built for Speed no será su juego ya que está diseñado con la estética pixel art. Aun así, recomiendo a todo el mundo que le dé una oportunidad, seguro que más de uno se engancha.

Análisis de Built for Speed.

Cuando jugamos por primera vez a Built for Speed ya nos damos cuenta de que se trata de un juego simple. Tanto las mecánicas como los controles, no requieren ser un virtuoso pulsando sobre la pantalla, bastará con practicar un poco.

En cuanto a los controles, el coche acelera sólo, nosotros sólo nos encargaremos de los giros a izquierda y derecha. Para girar el coche bastará con pulsar sobre el lado de la pantalla hacia el que queremos girar.

Como ya os dijimos, el apartado gráfico tiene la estética pixel art y aun así tiene ciertos elementos en tres dimensiones: el coche, árboles, obstáculos, construcciones, etc. El entorno es muy colorido y aunque gráficamente no sobresalga, reproduce con fidelidad aquellos juegos de carreras de videoconsolas clásicas como la SNES o Megadrive.

Pero además se añaden elementos actuales, como la posibilidad de unirse a un equipo online y tratar de ascender en un ranking global. También disponemos de un editor de circuitos, donde podemos componer y poner a prueba nuestras propias creaciones.

Hay diferentes tipos de pistas en los que cada superficie hará que el coche se comporte de una forma diferente. Tenemos pistas de asfalto, grava, nieve o tierra.

Además, disponemos de diferentes modelos de coches, cada uno con su propio diseño y estadísticas. Las estadísticas de velocidad máxima, conducción y agarre, las podemos mejorar empleando monedas del juego.

Este es el apartado que menos me gusta del juego, encontrarme con los micropagos y con videos publicitarios no obligatorios, pero que duplican las recompensas si los visualizamos.

Consejos y trucos para Built for Speed.

A la hora de enfrentarnos a los diferentes circuitos de Built for Speed debemos seguir una serie de trucos y consejos que nos ayudarán a cruzar la meta en primera posición:

  • Compra el mejor coche que puedas. Los de clase S son los mejores pero también son los más caros.
  • Recomiendo visualizar los videos publicitarios para duplicar las recompensas de fin de carrera y así conseguir monedas gratis. A la larga puede suponer comprar un mejor coche o poder mejorar las estadísticas más rápido.
  • Mejora las estadísticas de tu coche siempre que puedas. Trata de mejorarlas de forma equilibrada, mejorando todos los aspectos del coche. Al principio evita gastar monedas cambiando la apariencia y color del vehículo, es caro y no nos ayudará a ganar.
  • Busca la trazada perfecta. Muchas veces es mejor hacer menos giros y tratar de hacer una trazada lo más recta posible, ya que cuando giramos en exceso el coche derrapa y perdemos velocidad.
  • Evita todos los imprevistos del circuito. Intenta mantenerte dentro de la carretera y no choques con los obstáculos.
  • Puedes pisar los pianos que no perderás velocidad. Los pianos son zonas marcadas con líneas rojas y blancas en curvas cerradas.
  • Pasa por encima de los aceleradores de velocidad. Muchas veces nos encontraremos unos pequeños rectángulos que darán un impulso a nuestra velocidad si pasamos por encima de ellos.

Siguiendo estos trucos para Built for Speed estoy seguro de que conseguirás superar todos los circuitos que te propongas con un poco de práctica.

Este artículo no tiene comentarios, se el primero en dejar uno.

Deja un comentario: